top of page
  • Foto del escritoranna-psicologa

¿Qué podemos hacer para mejorar la comunicación con nuestra pareja?


Vacaciones es, en muchos casos, sinónimo de tiempo, relajación y disfrute, también puede ser una buena oportunidad para instaurar con nuestra pareja nuevas pautas de comunicación que nos permita restablecer el diálogo y la confianza, muchas veces deteriorados por las prisas y el ritmo frenético del día a día.

¿Qué es lo que podemos hacer si queremos mejorar nuestra relación y arreglar posibles conflictos? Ahí van unas cuantas sugerencias:

  1. Acepta a tu pareja “tal cual es”: Puedes influir sobre tu pareja, pero no exigirle que cambie. Y tu pareja también puede influir en ti, para que te persuada y te informe. Acepta que si mantenéis una relación es para encontraros bien juntos. No culpes.

Te puede ayudar hacerte estas preguntas:

  • ¿Lo que estoy diciendo o creyendo es cien por cien cierto?

  • Siendo realista, ¿qué es lo peor que puede pasar?

  • ¿Qué desventajas tiene el hecho de disgustarme yo solo y no descargarme con mi pareja?

  • ¿Qué ventajas puede ofrecerme su postura.

2. Manifiesta tu aprecio con frecuencia: intenta sustituir las críticas a tu pareja por un aprecio honesto, así es más fácil influir en ella. Desde la crítica la persona reacciona negativamente. Intenta observar con atención lo que tu pareja hace bien, valora sinceramente algo bueno que haga tu pareja, así es más fácil que él o ella se abra y se relaje con el fin de explorar su punto de vista.

3. Comunícate desde la integridad: cuando tu pareja tenga razón, admítelo, sé sincero; con tacto, pero sincero, sin castigaros mutuamente.

4. Comparte y explora las diferencias de tu pareja: con el fin de que salgáis ganando los dos, es decir, de poder llegar a un pacto que acepte parte de los dos puntos de vista.

Puedes preguntarte:

  • ¿Qué hay en el comportamiento de mi pareja que me parece irritante?

  • ¿Qué cosas quiero y mi pareja no satisface?

  • ¿Qué cosas de mi comportamiento le parecen a mi pareja irritantes?

  • ¿Qué diferencias hay entre mis deseos no satisfechos y los deseos no satisfechos de mi pareja?

Practica LA COMPRENSIÓN (decirle a tu pareja que lo has entendido: “¿Es eso lo que quieres decir?”; EL ACUERDO (expresar en lo que estás de acuerdo, siempre hay algo); y LA EXPOSICIÓN (dilo con palabras lo que está sucediendo dentro de ti: Siento… Pienso… Me gusta…).

5. Apoya los objetivos de tu pareja: ves hasta donde te permita tu honestidad para apoyar a tu pareja aun cuando estés claramente en desacuerdo. Recuerda que amar es dar. Apoyar los proyectos del otro puede convertirse en un reto y en un desafío recompensante para ambos.

6. Concédele a tu pareja el derecho a equivocarse: respetad ambos el derecho del otro a ser una persona falible, el derecho como ser humano a cometer errores, a aprender de sus experiencias y errores. Aceptar que quizás o con toda seguridad estamos equivocados es un signo de flexibilidad e inteligencia. Esto no significa ceder, significa que tenemos el derecho de estar equivocados, que somos humanos. Comparte los errores, puede ser divertido.

7. Reconsidera tus necesidades como objetivos: cuando no consigas lo que quieres o deseas, acuérdate que no tienes por qué conseguir lo que quieres, ¡ahora o nunca!

Reflexiona:

  • ¿A qué te opones concretamente?

  • ¿Qué tienen de malo las cosas tal como están?

  • ¿De qué forma crees que deberían ser, preferiblemente?

  • ¿Por qué tendrían que ser las cosas de la forma que tú piensas que deberían ser?

  • ¿Cuál es la verdadera realidad? Sin juicios de valor.

  • ¿Qué vas a hacer tú acerca de ello?

Es una buena idea compartir la lectura de este artículo con tu pareja, así como reflexionar, confrontar y dialogar ambos sobre los siete puntos anteriormente expuestos. Si quieres a tu pareja y piensas que todavía estáis a tiempo de reconducir vuestra relación, ¿A qué esperas? ¡Aprovecha estas vacaciones!


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page